miércoles, 8 de abril de 2009

Luna de miel crucero por el Mediterráneo

Ocho días de crucero a bordo de un crucero por el Mediterráneo, puede ser uan manera fantástica del celebrar el viaje de novios después de las bodas. Una ruta clásica de gran interés cultural y artístico dedicada especialmente a quienes esperan obtener de sus vacaciones algo más que relax, pudiendo visitar preciosas ciudades cargadas de historia.

El ambiente a bordo de un crucero es siempre elegante y cuidado en todos los detalles.
Ofrecen un gran número de suites con balcones privados y amplios espacios donde el huésped puede divertirse o relajarse en cualquier momento del día: desde piscinas exteriores hasta un centro de bienestar, Spa, salón de belleza, bares, restaurantes... y para seguir: discoteca, teatro y casino.

En definitiva, catering de lujo, noches espléndidas, todo lo necesario para pasar unas maravillosas vacaciones.